Reumatología

Reumatología

Reumatismo es un término genérico que se usa para denominar una serie de afecciones diversas que afectan al aparato locomotor, articulaciones, huesos y músculos, que pueden cursar con dolor, inflamación deformidad y/ o trastornos funcionales. La Fisioterapia puede ofrecer tratamientos muy eficaces a estas patologias.

 

 

 


 

LA ARTROSIS, DOLORES ARTRÓSICOS

 

Dolor_brazosEs la enfermedad reumática más frecuente, hay que considerarla como una enfermedad involutiva, es decir como signo del envejecimiento del hombre y la mujer, afectando al 90% de las personas a partir de los 50 años de edad. Otros factores además de la edad, son la predisposición genética, sexo, constitución, alteraciones mecánicas, obesidad, traumatismos…

El dolor es de tipo mecánico, aparece y se incrementa con la actividad, aunque pueden estar afectadas casi todas las articulaciones, tienen importancia, por su frecuencia y trascendencia, la región cervical, lumbar, rodillas, caderas y articulaciones de los dedos. El proceso artrósico es irremediablemente evolutivo con tendencia a aumentar. El procedimiento más eficaz para frenar la evolución es la fisioterapia , otras medidas de carácter preventivo son el ejercicio suave y continuado, evitar el sobrepeso, evitar traumas, valorar los trastornos metabólicos ( diabetes, enfermedades celiacas, colesterol…..).Durante los períodos de descompensación , cuando aparece el dolor, sinovitis, o inflamación , además de los medicamentos prescritos por su médico, la terapia más eficaz e inocua es la indicada por el fisioterapeuta, cuyo objetivo fundamental es – disminuir el dolor y la inflamación, – corregir la desviaciones e incongruencias articulares, – y restaurar la actividad física cotidiana del paciente.

Aplicaremos en primer lugar las terapias analgésicas y antiinflamatorias adecuadas a cada caso, y en segundo lugar los ejercicios de recuperación logrando el equilibrio neuromuscular.

 


 

 DOLOR DE RODILLA

 

artrosis_RodillaEs uno de los padecimientos más frecuentes que se ven en reumatología, las causas pueden ser traumáticas, artrósicas, por malformaciones, reumáticas ( artritis reumatoide, psoriásica, celiaquía, espondilitis anquilosante…) Valorada la patología que provoca el dolor, prescribiremos una terapia específica e individualizada, con antiinflamatorios locales aplicados con mesoterapia virtual, laserterapia, corrientes electro magnéticas, electroterapia analgésica y ejercicios de rodilla que van a favorecer el estado físico del paciente. Antes de descartaremos una posible disfunción estructural , que en su caso corregiremos con osteopatía.

La realización de ejercicio favorece el fortalecimiento de la musculatura propia de la rodilla, proporcionando estabilidad y movimiento, dotando de flexibilidad a las articulaciones, evitando la rigidez y la limitación articular, siendo siempre prioritario el control del dolor.

Los ejercicios, que combinan la flexibilización, la potenciación muscular y la propiocepción se iran incrementando de forma gradual según la valoración del fisioterapeuta tanto en número de repeticiones, de series y de ejercicios a lo largo del proceso de recuperación, siempre y cuando sea bien tolerado por el paciente y no se reproduzca dolor.

Entre otros realizaremos: Movilización de rótula – Estiramiento de los isquiotibiales – Ejercicios isométricos y de fortalecimiento de los músculos cuádriceps, glúteos y psoasiliaco – Ejercicios activo-asistidos de flexo- extensión de rodilla – Ejercicios activo-asistidos de miembro inferior para ganar recorrido articular de la rodilla – Ejercicios de fortalecimiento de isquiotibiales y de la musculatura abductora de la cadera.

 


 

DOLOR DE CADERA

 

Generalmente la artrosis de cadera se da en personas mayores, pero también puede ocurrir en gente joven como consecuencia de artritis reumatoide, fracturas de cadera u otro tipo de problemas, como, por ejemplo, la necrosis de la cabeza del fémur. La articulación de la cadera es una articulación de tipo esférico, formada por la cabeza del hueso del muslo (fémur) que se articula con una cavidad que hay en la pelvis (acetábulo). La superficie de estos dos huesos está recubierta por el cartílago articular.

La artrosis tiene lugar cuando el cartílago articular se desgasta, quedando sin protección el hueso subyacente. Esto produce aspereza y deformidad de la articulación, que dan lugar a dolor y limitación de movimiento. El fisioterapeuta valorará la patología y realizará una exploración de carácter biomecánico para deducir el tratamiento, encaminado a obtener el alivio del dolor y el fortalecimiento de la musculatura periarticular.

La fisioterapia esta indicada tanto para evitar una posible intervención quirúrgica, como tratamiento preoperatorio, puesto que una recuperación exitosa y rápida está estrechamente relacionada con el estado muscular alcanzado en el momento de la intervención, y para la recuperación del postoperatorio. Que la recuperación sea más o menos rápida depende de multitud de variables, tales como la edad del paciente, del tipo de prótesis en su caso, del estado óseo, de enfermedades asociadas, etc….

Realizaremos terapias de movilización progresiva de la cadera operada o no y realización de ejercicios de fortalecimiento de la musculatura periarticular con el objetivo de iniciar la marcha con bastones o de su corrección hasta conseguir que se realize de forma autónoma según sea el caso. Nos apoyaremos siempre en nuestras terapias basadas en la tecnología para evitar el dolor, disminuir la posible inflamación, fortalecer la musculatura, mejorar el estado oseo, y regenerar los cartílagos.

 


 

DOLORES DE ESPALDA

 

Nos remitimos a cervicalgia, dorsalgia y lumbalgia en el apartado FISIOTERAPIA GENERAL

 

 


 

OSTEOPOROSIS

 

Osteoporosis_Cadera

Disminución de la masa osea con relación al volumen anatómico total de un hueso. La osteoporosis puede ser primaria ,(por el envejecimiento) o secundaria a otros procesos,(menopausia, trastornos endocrinos, genéticos, déficit alimentarios…).En la osteoporosis es asintomática, pero conlleva un aumento de riesgo de fractura ósea.

El tratamiento más exitoso en fisioterapia es la magnetoterapia